slider01_D
slider02_D
slider03_D

Azotea verde: una alternativa ecológica

Si eres un amante de la naturaleza y te preocupas por cuidar el ambiente, seguro ya te enteraste que los niveles de contaminación en la ciudad han elevado sus números drásticamente y a partir de eso, se tomaron medidas que buscan frenar la contingencia ambiental. Gran parte del problema es que, poco a poco, se han ido perdiendo los espacios verdes que limpiaban el aire, por esta razón, el gobierno desde hace algunos años, ha decidido implementar acciones para propiciar la generación de azoteas verdes.

Por si no sabías, una azotea verde es el techo de un edificio cubierto de vegetación total o parcialmente. Los beneficios son: retener el agua de lluvia y con esto, reducir la presión en los sistemas de drenaje, evitando inundaciones; bajar el consumo de energía, pues se convierte en un aislante que produce un efecto de enfriamiento durante el verano y de calentamiento en el invierno; mejorar la calidad del aire al transformar el dióxido de carbono en oxígeno; es un aislante acústico y aumenta el valor de las propiedades.

Si quieres poner una azotea verde en tu casa, lo primero que debes hacer es elegir la zona, pues debe ser fácil el acceso para darle mantenimiento; el siguiente paso es poner una protección de múltiples capas a prueba de agua, este material lo consigues en las tiendas de jardinería, y poner salidas de desagüe con canaletas para que el techo no se sature. Posteriormente, hay que poner el sustrato o tierra; recuerda limitar el espacio con piedras para que no se extienda la vegetación y al rato tengas una selva en vez de casa. En las tiendas puedes conseguir paquetes de semillas formuladas para techos verdes que resisten las condiciones del clima y la altura.

También hay empresas que se dedican a hacerlo todo por ti, pero resulta un poco costoso; en cambio, la Secretaría del Medio Ambiente, ofrece talleres gratis a quienes desean tomar medidas y convertir su techo en un lugar amigable.

Para inspirarte, te recomendamos asistir al Museo Interactivo de Economía (MIDE), ubicado en la calle de Tacuba 17 en el Centro Histórico, el cual tiene una sala dedicada a la sustentabilidad y es una muestra perfecta de la aplicación de esta medida a un inmueble; otro lugar interesante es la azotea verde más grande de América Latina, instalada en el edificio del Infonavit en Barranca del Muerto 280, que cuenta con una extensión de 2270 metros cuadrados y alberga 126 especies de plantas diferentes.

BuenBichero, está en nosotros generar un cambio para mejorar el lugar en el que vivimos y con ello nuestra calidad de vida, no lo pienses más y haz tu propia azotea verde.